Hay algo que siempre he envidiado de los negocios de hostelería: la cantidad de clientes que pasan por sus mesas a diario. Independientemente de que sea un lugar con éxito o no, como mínimo decenas de tickets salen de la máquina cada día. Una gran cantidad de consumidores, de personas que han tenido una percepción ...



Entradas anteriores