No me estoy quejando, te lo estoy diciendo.

Así comenzaba una de las historias que me contaba un amigo estos días. A mi amigo le gusta tomar la cerveza fría. Es una manía que tiene. En el bar donde habitualmente baja a tomar su cerveza, de manera continuada le ocurría un efecto desagradable: conforme avanzaba ...



Entradas anteriores